Espacios vacios, sanciones irrenunciables.

¿Que es lo que pasa cuando los espacios primarios institucionales no se ocupan por aquellos actores sociales que debian hacerlo?.-

ser-voluntario-con-ninos

Las instituciones en estos tiempos históricos han sido el ojo de la tormenta, en cuanto a los procesos de transición de valores en determinados espacios sociales. El transcurrir del tiempo ha generado la ineficacia de ciertos procesos formativo, de caracter  formales e informales dentro de los grupos de jóvenes. Si de grupo de jóvenes me refiero se puede determinar entre un sector etario de edades que oscilan dentro de los 14 a los 22 años, con posibilidades de extender aún más años las edades de los mismos.

La familia ha dejado un espacio difícil de llenar por parte de las organizaciones educativas, los pares de amigos, el club, etc. El sentido de pertenencia se ha conformado desde una concepción negativa, el mismo está, pero no es formativo desde los parámetros sociales positivos. Aunque las motivaciones para hacerlo están latente, intenciones que no se llegan a manifestar o en su defecto a concretizar, están.

¿Qué es lo que ha generado que esos actores principales, como los progenitores miren para el otro lado, dejando prever que la responsabilidad es de la escuela o de otros y no de ellos?. Parece una cavilación simplista y sin más que profundizar, pero sería la punta del iceberg. Es importante mirar en lo profundo de este embrollo y no quedarnos con lo primero que se observa, porque es esa la mirada que demos profundizar y agudizar para contener y mejorar la respuesta ante los embates conflictuales que generan estos actores sociales como resultante de una sociedad y los mismos miran por encima del problema, escatimando esfuerzos y generando la culpabilidad del “OTRO” con mayuscula.

Indudablemente cuando los estamentos de control social quedan sin efecto, deviene la última ratio, como elemento salvador de una sociedad que no quiere hacerse cargo de lo que propone como tal, generando nuevas conductas, más agresivas y sin límites en esos jóvenes, los cuales se han convertido en los nuevos peligrosos. Esos jóvenes que están en conflicto con la ley y que ven a la misma, ya no para respetar, sino para transgredir. Esto se debe, tal vez, a que no hay una mirada de futuro, pero ellos son la resultante de una sociedad, configurada con organizaciones primarias en crisis, que genera ciertos espacios conflictuales esperando que otro se lo resuelva, desligando su responsabilidad y tratando que la figura paternalista del “otro”(las otras organizaciones secundarias), le responda para salvaguardar su accionar inerte.

El poder judicial y todos sus componentes al entender de la sociedad, casi toda, es la respuesta a éste dilema para llenar la carencia de valores generacionales que tienen estos integrantes,  del  gueto joven de la población . ¿Pero, los villanos son ellos?.

Anuncios

La insoportable levedad del ser y no ser en la Política Argentina.

Idas y vueltas en los procesos de campañas, los que vienen, los que van y los que nunca se fueron de ella.

5968bef678541

La proliferación de ciertas conductas para la política argenta, ha sido de alguna manera, nociva para el desarrollo de nuestra sociedad. Se han repetido hasta el hartazgo, sin llegar a conformar un fin en común para la gente, sin importar el color político al que pertenezca.

70 parece el número clave de nuestra historia, pero ¿será éste o realmente…, doce o dos?. Están tan concatenados que no se puede diferenciar unos de otros. ¿Verdad?.  La línea histórica remite a otros tiempos, pero al compararlo con los tiempos que transcurren en el ahora, no hay diferencia unos de otros. Refiriéndonos básicamente a la cuestión partidista y de campaña que se viene desarrollando por estos días, desde distintos lugares, aquellos que tienen la responsabilidad de generar una campaña constructiva solo lo hacen desde una mirada mezquina y egoísta, siempre apuntando al otro como el culpable, desestabilizador moral, ése que habla haciendo una crítica sin haber construido algo, o en el peor de los casos por haber destruido casi todo en pos de querer mantener un relato insostenible.

Nuestra política está viciada de sustentarse a como dé lugar, sin pensar en un futuro a mediano y largo plazo, solo es el hoy, sin escuchar lo que propone otro. Mirar a TATO BORES, es poder pensar que estamos en una máquina del tiempo, pero que está no funciona del todo bien. El peronismo sin Peron es un gran puzle, muy difícil de armar. Por otro lado los Radicales tratan de revivir al padre de la democracia, pero es en vano, ni siquiera el hijo parece que ya quiere pertenecer a ese grupo.

El cambio que era cambio se dio cuenta que la cancha estaba más embarrada de lo que parecía, y como frutilla de la torta, no realizaron los procesos administrativos correspondientes, para generar un espacio de credibilidad ante los sucesos de corrupción que los diferentes integrantes de los distintos peronistas sin Peron, de los cuales aducen ser de un frente, en el que nunca hicieron méritos para sostener ese nombre. Esto dicho por todos los actos oscuros y en nombre del pueblo que generaron para hacer lo que querían sin importarles nada de nada, dejando de lado todo aquellos que se relacionara con la moral y ética que se debía tener por ser funcionarios. Ahora bien, mirar a unos y a otros pareciera que es difícil poder tamizar la paja del trigo. No es de ahora, es desde hace muchos años, lo que no se puede puntualizar cuando específicamente y quienes. Aunque hay sobradas pruebas, que el número 70 es el que se lleva todas las miradas.

El acting out de la política Argentina

El hacer para aparentar, dejando todo en el mismo lugar. Las idas y venidas de nuestra actual realidad en la diplomacia interna, propias y con características bien argentas.

DIRIGENTES.jpg

Desde la asunción del actual presidente Mauricio Macri, su supo apreciar desde distintos lugares sociales, la posibilidad de poder generar nuevos espacios renovados y de ellos la creencia que una nueva Argentina se asomaba. Pero parece que esto no es así. Grandes protagonistas de la realidad nuestra de cada día y quienes en su momentos tuvieron posibilidad de tomas de decisiones, de las cuales estaremos varias generaciones para poder apalear el saldo de sus propias inacciones y los resultados que ellos generaron, han vuelto, sí vuelto, y están en plena campaña electoral. Sin ningún inconveniente, acá no paso nada diría doña rosa mientra barre la vereda al ritmo de su escobillon.

Ahora bien, ha transcurrido un tiempo prudencial y a la espera de que la justicia haga su trabajo, y la verdad que presenciar que la misma sigue apostada y perdida en sus laberintos burocráticos deja un gusto amargo en la boca.

La esperanza comienza a pensarse como algo imposible, algo que no pertenece a este país, me refiero a esa esperanza que tiene relación directa con la acción de la justicia y de aquellos que tenemos sed de la misma. Ver a representantes de las cuestiones espurias nuevamente en el ruedo de la política, produce un desacierto social, una incomprensión de la situación que hacen pensar que da lo mismo y como decía un viejo tango llamado cambalache “…hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor…”. Pero Discepolo habría sido un visionario de la cosa llamada política argenta?. No se, espero que no (esto último es un dejo de deseo propio), pero las experiencias de estos últimos 35 años de Democracia nos hace pensar que pareciera que todo es igual y que nada cambia. Sí me corrijo, cambia la cantidad de hechos de corrupción efectuados, pero quienes son los sancionados?. Veamos las carceles para respondernos lo anunciado precedentemente. ¿Será que nuestra justicia no es equitativa en su alcance… para todos iguales?!.

 

 

 

 

El Neopupulismo y la Demagogia como herramienta de coptación masiva

En los últimos tiempos ciertos movimientos sociales comenzaron a teñirse de demagogia pura, y con ello sostenerla a como dé lugar. Los movimientos sociales, sus pro y sus contra, cuando ellos solo tienen como objetivo el poder “per se”.

 

En  la actualidad los gobiernos denominados Neo populista, en especial el caso Argentino,  está padeciendo una crisis de credibilidad, la cual estaba sostenida por ciertas acciones sociales, pero que dentro del entramado en el cual se movían ha comenzado a resquebrajarse y con ello dejando que la luz de ciertos negocios espurios aflore, desmitificando los objetivos primarios de entenderse como los salvadores de la clase obrera.

Si bien esta de boga la ruta del dinero “K” y ahora con los PANAMA PEPERS, es difícil entender como esta cooptación tiene efectos tan intensos y afecten a tantas personas que no les permitan poder diferenciar lo que está bien de lo que está mal, si lo haces desde un ámbito espurio y es para el pueblo puede justificarse, sino no.  Los “K” han logrado desarrollar una grieta socio-política con un alcance inusitado y difícil de prever cuales serán los resultados de los mismo.

Argentina ha transitado por varios procesos políticos convulsivos y momentos de zozobra pero nunca en una situación de entenderse a la política como una cuestión de antítesis, con Macri o con los Kirchner, de uno de otro, pero nunca en una parte con este y en otra parte con el otro. Blanco o Negro. Así es de fácil la cuestión.

 

¿Que sucede con los valores argentos, crisis o decadencia?!.

En el tiempo uno alega la mejoría de ciertas cosas, pero ésto no sucede con los valores y sus transmisión.

La transmisión de valores hoy lo pareciera que esta en el tapete de los temas. Sea este de temas laborales, conductuales o de comportamiento o buenas costumbres. El gracias, el perdón y el permiso parecen palabras en extinción. Una categoría que se esta dejando de lado, por aquellas como la malas costumbres, esas que están atravesada por la celeridad de estos tiempos que ni si quiera nos dejan momentos para poder aplicarlas.


Ahora bien esto por se puede dar porque aquellos deben tener la obligación moral y ética de transmitirla no lo hacen.

Padres que golpean a los docentes, alumnos que se jactan de molestar a sus profesores, padres ausentes en lo que respecta al aplicar los limites, aquellos que nos diferencian de una buena persona o no. Docentes que no están preparados para estar frente a un aula, no teniendo la autoridad suficiente etc.

¿Pero la responsabilidad a quien le atañe, o nos atañe a todos?. Será que las instituciones están en crisis también, aquellas que deben formar hoy no lo hacen en las cuestiones mínimas. La sensación es que tanto le educación informal como formal están pasando por una situación problemática y en caída libre en tiempo futuro. El replanteo es una de las posibles soluciones a lo que se esta haciendo, pero la solución de fondo cual sería?.

Politícas Públicas en matería de Seguridad Ciudadana.

Como pensarlas desde una perspectivas a corto plazos. ¿Quienes la ejecutarían y como implementarla en estos tiempos convulsionados?.

definir que se puede interpretar a través del discurso de los políticos en materia de seguridad es pensarse como un gurú. Los tiempos inclementes en la actualidad hacen variar la aplicación certera de una medida que permita poder lograr ciertos objetivos a corto plazo. Pero es obvio también que nuestros decisores políticos siempre intentan, ¿atentan? a lograrla en un plazo mas laxo. La imposibilidad es también parte de una carrera que no deja tiempo para un tema tan candente. Aquellos, que osan hablar de Seguridad son esos que hablan sin saber, intentando explicar algo que es ajeno a ellos en cuestiones de políticas públicas.

En pequeñas localidades uno observa que ciertas secretarias intentan hacer cumplir los objetivos, pero sin tener en claro cual es el horizonte. La pregunta sería; ¿En las grandes urbes sucede lo mismo?. ¿Se puede pensar la Seguridad solamente con cantidad, dejando de lado calidad?. traduzco esto; más policías, más patrulleros etc.. ¿Es esa la respuesta a mí pregunta inicial?.

La gobernabilidad pareciera que está regida por la concepción de la cantidad, y solamente por eso. Dejando de lado la planificación necesaria para la aplicación de medidas eficaces y eficientes. Ahora está eficacia y eficiencia solo sirve para el recontó de votos, y sosteniéndose solamente para ese fin. Es decir que la Seguridad como medida de políticas públicas no es un fin en sí, sino un medio para lograr un objetivo solamente político?. La respuesta a este interrogante se podrá develar en los comicios que se estarán llevando a cabo en los próximos meses en la argentina: ¿Quien será el gurú que logre aplicarlas de manera certera y dejando de usar a la Seguridad como un concepto travestido solamente para una necesidad política y su fin sea eso un fin para el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos que conformamos este país?.